NO

Aprender a decir “No” – Descubra cómo dejar su rutina más ligera

Muchas personas tienen dificultad en decir “No” para el otro. Se sienten bien al creer que están ayudando cuando son solícitos, cargan una historicidad que la influencia para ser de “buen corazón”, buscan la aprobación y aceptación del otro al ser serviciales, sienten miedo de rechazo y de ser vistos como alguien mal.

En general, estas personas tienen características subjetivas de ser maleables, se adaptan a la voluntad del otro, son afectivas y prevalecen ideas cargadas de afectividad – pasión, amor, do, compasión, piedad … – sus juicios y decisiones acaban no siendo tan racionales como deberían, pesando más para el lado emotivo.

Desafortunadamente, a lo largo del tiempo, el bueno va acumulando sufrimientos y perjuicios emocionales por no ser auténtico y no exponer sus voluntades. Entonces es de extrema necesidad el desarrollo de capacidad y habilidad para lidiar con el otro.

 

¿Cómo dejar de ser tan bueno y aprender a decir no?

 

Primero debe haber el reconocimiento personal de ser de esa forma, admitir y aceptar. Para ello valen las reflexiones sobre la propia manera de ser y corresponder al otro.

También necesita aceptar que hay personas que saben sacar provecho de quienes tienen esa manera de bondad, son las personas explotadoras con habilidades de persuasión y manipulación.

Después es primordial volverse hacia sí y buscar su desarrollo y crecimiento personal. Aquí entra la búsqueda por el desarrollo del autoconocimiento y madurez emocional, inteligencia emocional, conocer profundamente, saber sobre su esencia, distinguir sus valores, su modo de ser y cómo quisiera ser para el tiempo llegar a la autorrealización personal.

Y ahí, aprender a desarrollar habilidades de comunicación, hablar con asertividad y gentileza, y desarrollar el autocontrol emocional.

Hacer uso del comportamiento no verbal y de la prosodia, que es un componente afectivo en el lenguaje constituido por la entonación, inflexiones del habla y gesticulación.

También vale resaltar la importancia de usar la Comunicación No-Violenta-CNV, una óptima técnica que enseña a ser observador y reformulador de respuestas conscientes y claras.

Con el tiempo necesita unir experiencias para desarrollar la seguridad y la confianza en sí mismo. Llegar al punto de tener sabiduría para distinguir alternativas de respuestas e innumerables situaciones.

Puede colocarse de forma clara, genuina, ostensible o, si es el caso, puede desconversar, quedarse reflexivo sin posicionarse, pero, con la seguridad de haber actuado de forma intencional conforme a su elección.

Es de gran valor que cada persona, en el papel de comunicador, tenga claro su deber de estar atento al hecho de que la responsabilidad de la comunicación es suya.

Cuando habla, necesita cuidar para estar seguro de que transmitió lo que quería de tal manera que el otro puede comprender.

Así el comunicador necesita adaptar su forma de expresión para que sea congruente con la capacidad de entendimiento del otro.

 

Conclusión

Recuerde que nadie necesita agradar a todos, nadie necesita hacer sacrificios por el otro. Es primordial que cada persona constantemente perfeccione la forma en que se maneja con el otro.

¡Por eso, cada persona debe leer más sobre el tema, ver videos, dialogar con un experto en el tema, aprender con historias de otros, hacer entrenamientos, practicar la psicoterapia!

Psyalive

Seleccionamos el psicólogo adecuado para su necesidad y le permitimos tener una consulta en línea por videollamada desde cualquier lugar del mundo.

Deja un comentario