el estrés

Conozca las principales causas del estrés y sepa cómo disminuirlas

El estrés es uno de los males del mundo moderno y todos nosotros ya nos sentimos estresados al menos una vez en la vida. Las consecuencias son bastante serias, ya que situaciones estresantes nos llevan a actuar por impulso, afectando las relaciones personales y profesionales.

La ansiedad y la depresión son enfermedades relacionadas con el estrés, que pueden llevar al individuo a perder una carrera prometedora o terminar una relación que tenía todo para ser perfecta.

Identificar las causas para disminuir su impacto es fundamental para una vida más sana y feliz. Conozca ahora las tres causas más comunes del estrés y aprenda cómo prevenir su impacto negativo.

Motivos del estrés y cómo evitarlos

 

Ausencia de tiempo de ocio.

Las personas que dedican demasiado tiempo al trabajo o a los estudios y no logran organizarse para tener momentos de ocio pueden tener problemas con el estrés. Muchas veces, se sienten desmotivadas para organizar su propio tiempo y así darle un descanso al cuerpo y a la mente, en consecuencia, quedan sobrecargados. La falta de dinero también suele ser un obstáculo para tener esas horas.

El ideal no es desanimar, sino buscar actividades de acuerdo a su disponibilidad, dejar de vivir acelerado y dejar una hora libre en el día o en la semana para un paseo, ir al cine o a un restaurante. ¡Si aun así es muy difícil para usted organizarse, haga uso de una agenda y no abandonde los compromisos consigo mismo!

Presión en el trabajo

No hay manera, el trabajo suele ser el ambiente central en los desencadenantes de estrés de una persona y lleva a muchos individuos a interrumpir su trabajo para tratarse. Metas, plazos y la competitividad pueden crear una atmósfera bastante tensa y no todos logran lidiar con eso fácilmente.

Afortunadamente, es posible tomar algunas actitudes para afrontar esos sentimientos. Ser honesto con los gerentes en caso de sentirse sobrecargado y adoptar un cronograma para que las fechas no se salgan de control son algunas acciones que hacen la rutina profesional más tranquila.

Preocupación constante

La preocupación es algo normal del ser humano, pero puede sobrepasar los límites cuando no lleva a ningún lugar y, por el contrario, se convierte en un serio problema de ansiedad. Es saludable cuando sirve para que el individuo tome actitudes conscientes y preventivas acerca de algún aspecto de su vida.

Un ejemplo es la preocupación con el presupuesto familiar, que lleva a las familias a ahorrar en pequeñas actividades cotidianas, cuidando de no dejar el grifo abierto a la hora de cepillarse los dientes o dejar las luces encendidas sin necesidad. Cuando perciba que ese sentimiento viene de forma exagerada y sin mucha utilidad, actúe con cautela y responsabilidad, pues es hora de reconocer que su energía está siendo desperdiciada. En este punto, es importante buscar la ayuda de un psicólogo.

Si incluso con estos consejos usted todavía pasa por alguna situación de estrés, respire profundo, salga para beber agua y cuente hasta diez. Es importante tratar de calmarse antes de tomar cualquier decisión precipitada.

¿Ya intentó practicar estas recomendaciones, pero sintió que no funcionó? Entonces conozca el espacio virtual de apoyo psicológico, es PsyAlive. Entre en contacto con nosotros  y aprenda cómo podemos ayudar a aliviar los síntomas del estrés. ¡Esperamos por ti!

Psyalive

Seleccionamos el psicólogo adecuado para su necesidad y le permitimos tener una consulta en línea por videollamada desde cualquier lugar del mundo.

Deja un comentario