educar a sus hijos

3 consejos para educar a sus hijos ante comportamientos difíciles

Cuando realizamos una orientación psicológica para padres o una consulta psicoterapéutica con niños , uno de los primeros puntos que generalmente abordo con los padres y / o cuidadores del niño, es el siguiente: existe un único lenguaje en casa del niño?

¿Qué quiero decir con esto? Es común que los padres difieran sobre la educación de su niño, tanto en un aspecto más amplio como el estilo de educación como en aspectos más simples que involucran la rutina del día a día.

Por ejemplo, la madre cree que el hijo debe sentarse en la mesa y almorzar sin ver la televisión. El padre considera que eso no es necesario. Cuando el niño está solo con la madre en casa, el obedece. Sin embargo, en presencia del padre le pide ver la televisión mientras come. El padre entonces habla con la madre que no hay motivo en no dejarle ver la televisión. Comienzan a discrepar entre ellos delante del hijo. En algún momento uno de ellos llega a ceder.

Otro ejemplo: el padre cree que el niño no debería ver la televisión o usar el celular / Tablet antes de dormir. La madre cree que no tiene nada de malo. Entonces, una vez más el niño está tratando de usar esas brechas para que haga lo que quiere. Ambos padres no entran en acuerdo. Y otra vez estamos ante un conflicto de un comportamiento difícil porque la madre actuó de una forma con el niño y el padre de otra.

Esto quiere decir que la pareja, los padres, no hablan el mismo lenguaje para el niño. Ellos manejan los mismos comportamientos infantiles de formas diferentes. Uno ofrece una consecuencia y el otro lo deja, para uno existe una regla que para el otro no necesita ser cumplida.

Pero esto parece tan pequeño. ¿Esto tiene tanta importancia para el comportamiento de mi hijo? Sí, la tiene y mucha.

Nadie nos enseña a ser padres. No hay un curso para ello. Vamos a aprender conforme a nuestras experiencias con los hijos, conforme a lo que leemos y en lo que creemos.

Hoy de verdad que tienen mucho acceso a artículos y libros de calidad que hablan sobre el desarrollo del niño . Sin embargo, continuamos viviendo y aprendiendo, sin parar de reflexionar antes si el artículo o libro que leemos se adecúa a nuestra realidad, a nosotros o a nuestra familia.

Sería muy bueno antes de ser padres pensar sobre todo esto y sobre todo conocernos. No estamos acostumbrados a auto conocernos lo suficiente, por eso nuestras experiencias en la infancia acaban influenciando negativamente en nuestras actitudes como padres.

Dicho esto, mis sugerencias para padres y cuidadores son:

Practiquen el auto conocimiento

Refleja su rutina, sus valores, sus deseos para sí mismos como pareja y para el niño: ¿Cómo quieren educarlo? ¿Qué tiene sentido realmente para su familia? ¿La familia tiene condiciones emocionales, físicas, financieras para poder conducir la educación del niño? Así, ustedes tomarán decisiones que funcionarán, tendrán más sentido para ustedes y tendrán mayor seguridad en ellas.

Cuando no nos conocemos lo suficiente o no reflexionamos sobre nosotros y nuestra familia acabamos, a veces, tomando decisiones para agradar a los demás, o simplemente porque es lo que todos hacen, o bien por la influencia de la familia de otra persona. Cada familia es única y usted necesita conocer mejor que nadie la suya.

Sentarse a hablar sobre cómo quieren educar a los hijos.

¿Qué crees importante para la formación de ella? ¿Cómo consideráis más adecuado que sea su rutina? ¿Cuáles son las reglas que debe obedecer? ¿Cuáles pueden ser negociadas? Hagan esto, por ejemplo, al establecer una rutina para su hijo. Pueden discutir, argumentar el uno con el otro, pero no cuestionan la autoridad el uno del otro delante del niño.

Cuando usted cuestiona una decisión delante de su hijo. Le quita la autoridad a su pareja que confunde a su hijo.

El niño necesita reconocer a los padres como autoridades, para que pueda sentirse seguro y tener una relación de confianza con ellos. Lo que es fundamental para un buen desarrollo emocional.

Crear una rutina para los niños

Es muy importante que el niño tenga una rutina a seguir. No necesita ser siempre inflexible. Es interesante dar excepciones en momentos específicos y con el consentimiento del padre y de la madre. Para que el niño reconozca una excepción primero debe saber que es una regla.

Cuando una madre sigue una rutina con el niño, pero a menudo el padre, abuela o abuelo, quitaesa rutina, eso dificulta que el niño asimile las reglas y las consecuencias de su comportamiento. A continuación, se combinan con los cuidadores a menudo el niño las reglas y rutinas de la educación de su hijo y seguir todas las mismas reglas y las mismas consecuencias para un determinado comportamiento. Acordan si van a colocar al niño de castigo, por ejemplo, o si no se utilizarán del castigo en la corrección de sus comportamientos.

El niño debe vivir la misma rutina y el mismo idioma en la educación para que pueda asimilar fácilmente la realidad y adaptarse a él . En caso contrario, ella usará brechas para intentar hacer lo que ella quiere, que a menudo puede no ser lo mejor para ella. Como niños, seres en formación, quien sabe lo que es mejor para el niño son los padres.

Todo lo que aquí se ha expuesto trae mayor seguridad para el niño y el sentido de regularidad, que es la base para minimizar los conflictos y los comportamientos difíciles que el niño pueda presentar.

Psyalive

Seleccionamos el psicólogo adecuado para su necesidad y le permitimos tener una consulta en línea por videollamada desde cualquier lugar del mundo.
Avatar

Deja un comentario