inmigrante

Inmigrante nos cuenta su experiencia: Un reto para el psicólogo

Hoy en día, pareciera que tomar la decisión de ser inmigrante y dejar atrás nuestras raíces, costumbres, familia y país, se ha vuelto algo tan común, que se ha dejado a un lado aquellas emociones o alteraciones que pueden aparecer al querer buscar una mejor calidad de vida.

Es así, como los psicólogos estamos ante una situación que representa un factor de riesgo para padecer alguna enfermedad de salud mental.

 

La psicóloga nos cuenta un poco de su experiencia…

En mi caso, esta realidad ha sido una experiencia de vida, soy inmigrante y formo parte de la oleada migratoria que podemos ver en muchos países. “Soy un inmigrante”, es una frase que ahora se ha convertido en cómo muchas veces me defino.

Una definición que si me hubiesen preguntado hace unos años atrás, nunca la tuve entre mis planes. Estas palabras son tan fuertes en lo que es su representación, que hoy puede significar ansiedad, tristeza, inestabilidad, pero mañana pueden ser vistas como, fortaleza, alegría, superación, aprendizaje… sea lo que represente, engloba un cambio.

Lo cambios no son fáciles de asimilar, es por esto que en mi práctica profesional he querido brindar ayuda a quienes están igualmente viviendo este proceso.

La empatía y la comunicación efectiva han sido mis herramientas en cómo poder brindar una atención, pero en especial, el entender la vivencia que tiene cada persona desde dónde se encuentra.

Esta vivencia puede estar influenciada por la etapa o momento en la que se encuentra, y que precisamente son importantes conocer para poder brindar una ayuda de calidad.

Quienes me lean se harán la pregunta de cuántas etapas existen, por lo que les puedo decir que mi respuesta es más una opinión desde la propia experiencia, y de lo percibido en quienes he atendido en consulta. Entonces, ¿cuáles son estas etapas?…

 

inmigrante

Etapas de un inmigrante…

Enamoramiento

La primera etapa la denomino: el enamoramiento, un estado que es producto de la alegría que se siente cuando estás atraído por algo o alguien. Como cuando se está empezando una relación de pareja, la persona puede llegar a idealizar el contexto en el que está ahora, percibiendo solo las características positivas… “esto es maravilloso”, y se atenúan o aminoran aquellas características negativas…

En esta etapa, la persona siente ansiedad, pero la percepción de que “ella puede”, esa confianza y percepción de eficacia, es lo que hace que emocionalmente, el cambio la lleve a querer hacer muchas cosas porque está en donde ella considera que debe de estar.

 

Frustración

La segunda etapa, es donde ya aparece la frustración, los ideales chocan con lo que es la realidad. Recuerden, emigrar es salir de un espacio o nido que muchas veces es nuestra zona de confort porque es lo que conocemos.

Encontrarnos con una realidad que es diferente y en donde “el yo” también lo es, lleva a que la persona se sienta frustrada al no ver o sentir lo que se imaginaba… ¿qué hacer?, se debe de repasar los motivos que la llevaron a tomar la decisión de abandonar su país… sus sueños.

Siempre digo que consiste en rediseñar el plan y por qué no, en rediseñarte a ti mismo.

Lo anterior lleva a atender algo que muchas veces aparece en este proceso en el que se está “bajo en construcción”, y son los problemas en el autoconcepto y en la autoestima… es necesario abordar la despersonalización, en donde la persona comenta “éste no soy yo”, “quién soy ahora”.

Para los psicólogos representa una tarea de reestructurar no solo pensamientos, atender depresiones y angustias; significa también convertirnos en un artista en el que, en conjunto con la persona, empezamos a dibujar una imagen “potenciada” de ella.

Como siempre digo, somos especie de un copiloto que va acompañando a que la persona logre los darse cuenta necesarios y que son los que lo ayudan a encontrarse nuevamente consigo mismo y a ver que el cambio, representa crecimiento y aprendizaje…

 

Adaptación

Seguidamente, aparece la adaptación, y acá me quiero detener. No es decir que me voy a “conformar”. Se necesita trabajar sobre el sentido de pertenencia que la persona puede lograr tener ante el nuevo contexto y en la aceptación del sí mismo.

Esto es crucial, porque la nostalgia por lo que ya no está, por lo que fue y por quién era, va a acompañar por mucho tiempo a la persona.

 

Una nueva vida…

Yo comparo este proceso con armar de nuevo un rompecabezas, en el cual estoy representando la nueva vida de la persona y de las nuevas facetas que ella puede tener y que quizás nunca se imaginó vivir.

Los tiempos entre una etapa u otra no son fijos, cada uno de nosotros es diferente.

Asimismo, se debe de recordar que en cada una de estas etapas pueden estar presentes quienes están acompañándonos en esta migración, siendo en muchas ocasiones una gran ayuda, pero también encarnando otros temas que deben de tenerse en cuenta y que pueden generar igualmente alteraciones emocionales que son necesarias atender en la persona.

Como puede verse, la actual ola migratoria abre un campo de atención en el que el psicólogo debe de participar, somos una herramienta clave para ayudar a quienes dejaron todo y están empezando de nuevo en otro lugar.

Tratemos de entender la magnitud y las consecuencias de esta decisión… ayudémoslos a reducir el impacto emocional que están viviendo y en que logren una “real” sensación de bienestar.

Mariela Gónzalez

Mariela Gónzalez

Psicólogo con más de diez años de experiencia en procesos de evaluación y terapia. Te ofrezco un espacio en el que puedas lograr exponer tus emociones y pensamientos, para que con ello, percibas aquello que no puedas ver objetivamente, aprendas nuevas herramientas o simplemente te ayude a prepararte para un nuevo cambio y por ti mismo, lograr un estado de bienestar. Mi enfoque es cognitivo-conductual, trabajaremos la relación entre tus emociones, pensamientos y conducta, encaminándonos en un aprendizaje y en un darse cuenta para que puedas tener el cambio que deseas
Mariela Gónzalez

Latest posts by Mariela Gónzalez (see all)

Deja un comentario