ausentismo laboral

Cómo lidiar con el absentismo en el trabajo

Algunas veces, un funcionario de una empresa puede comenzar a presentar una caída abrupta de productividad o igualmente, demostrar falta de interés por su frustración y compromiso con ella, osea, tiene síntomas de ausentismo.

Incluso, en algunos casos, esa insatisfacción puede ser realmente fruto de las condiciones de trabajo, es posible observar que muchas veces existen factores externos que contribuyen para el surgimiento de esa falta de coherencia.

Pensando en eso, separamos a continuación algunas de las principales causas externas que, sumadas a un contexto desfavorable, acaban resultando en baja productividad y ausentismo de algunos funcionarios, así como las posibilidades de interferencia de la empresa en ese proceso.

Área de actuación incompatible

Por más que el trabajador presente competencia para la realización de determinada función, no siempre el trabajo se tornará realizado. Así con el pasar del tiempo, su insatisfacción puede crecer y, consecuentemente, eso puede resultar en absentismo y baja productividad.

Aunque esa esa no sea una falla directa en la relación del empleado con la empresa, es necesario que haya una supervisión adecuada para evitar que ese tipo de situación suceda. El buen rendimiento del funcionario depende directamente de su satisfacción en realizar el trabajo.

Así, cabe a la empresa evaluar el nivel de satisfacción del empleado con su función y, si es necesario re-colocarlo para otro puesto de trabajo más adecuado. Ese tipo de conducta puede realizarse a partir del auxilio de un psicólogo, de modo que puede identificar la mejor función para el individuo.

Problemas personales como causa de ausentimso

Frecuentemente, la caída de la productividad y el aumento en las faltas de un funcionario son señales de algún tipo de situación enfrentada en sus relacionamientos fuera del trabajo.

Aunque la vida personal del empleado no debe interferir en sus resultados, muchas veces algunos acontecimientos lo llevan a un límite de estrés, lo que puede comprometer su nivel de compromiso en el trabajo.

En caso de demasiado ausentismo y caída en el rendimiento, una medida viable para la empresa sería ofrecer apoyo psicológico a aquel funcionario. Actualmente existen plataformas online de atendimiento psicológico, de modo que, incluso en casos de escases de tiempo, es posible ofrecer amparo.

Así, incluso que no sea adecuado interferir directamente en los problemas personales de un colaborador, es  deber de la empresa buscar soluciones para ampararlo, de modo que su rendimiento vuelva a la condición previa.

Desgaste físico

El desgaste físico de un funcionario puede ser uno de los principales factores que lo inducen a la pérdida progresiva de productividad y compromiso dentro de la empresa.

Aunque la función desempeñada en el trabajo no demande gran esfuerzo físico, la falta de sueño, una alimentación inadecuada o incluso el sedentarismo pueden perjudicar bastante el desempeño del empleado. A partir de eso, el colaborador presentará cada vez más baja productividad, pasando a faltar al trabajo en función de esa fatiga física.

Sin embargo, la empresa puede interferir ofreciendo a sus funcionarios el auxilio de un psicólogo con el objetivo de organizar su rutina. Esa orientación puede estar relacionada no sólo al ambiente de trabajo, sino también a la división de tareas durante el día, a modo de evitar la acumulación de actividades

De esa forma, es posible que haya una conciliación entre el trabajo y el descanso, así como a la coordinación del tiempo para que el empleado cuide de su propia salud.

Psyalive

Seleccionamos el psicólogo adecuado para su necesidad y le permitimos tener una consulta en línea por videollamada desde cualquier lugar del mundo.

2 thoughts on “Cómo lidiar con el absentismo en el trabajo

Deja un comentario