Bebe llorando porque tiene miedo

Mi hijo tiene miedo de todo: ¿Qué hago?

Los miedos hacen parte de la vida, tanto de adultos como de niños. Los pequeños generalmente tienen miedo de cosas específicas, como de la oscuridad o de algunos animales. Con la edad, vienen los miedos más complejos: perder el empleo, quedarse solo, entre otros.

Muchas veces, los niños se sienten vulnerables y desprotegidos en un universo donde todo es novedad para ellos. En ese contexto, respecta a los padres enseñar cómo enfrentar esas sensaciones de inseguridad de forma saludable. Si usted se preocupa constantemente y se queda pensando “mi hijo tiene miedo de todo”, continúe leyendo aquí algunos consejos sobre lo que usted puede hacer para ayudarlo.

Dialogue sobre lo que lo asusta

Cuando los pequeños comienzan a manifestar sensaciones de miedo infantil, es importante conversar con ellos y prestar atención a lo que tienen que decir. No ignore lo que asusta a su hijo. Por más simple que pueda parecer, es crucial para él saber que puede contar con sus padres para expresarse.

Transmita cariño y tranquilidad a el niño y no se ría o haga poco caso a lo que él va a contarle. Intente explicar al niño que no existen motivos para sentir miedo de determinada cosa. Use juegos, libros o bromas lúdicas para mostrar que no hay nada amenazador en lo que asusta al niño. Tenga paciencia para guiarlo por esa fase. No espere que el niño va a superar el miedo en un día.

No intente evitar el miedo 

El miedo es un sentimiento natural, es un instinto de sobrevivencia. Por tanto, es imposible evitar que su hijo lo sienta algún día. Sobreproteger los niños del miedo y de la realidad no va a ayudar en su desarrollo. El truco es trabajar la autoconfianza en su hijo.

Los niños que tienen autoconfianza son curiosos, más sociables y abiertos a lo nuevo. El miedo infantil (y el adulto) siempre va a existir, pero comportamientos paranoicos y excesivos van a impedir que su hijo sea libre y más feliz en el futuro. Si algo asusta a su hijo, ayúdelo a encarar y resolver ese miedo

No estimule el miedo

Está claro que el miedo es normal, sin embargo no lo traiga para el día a día de los niños. Es importante dar límites a los pequeños, pero no use frases como “no haga eso, usted se va a herir” o “no vaya allá, hay un monstruo o una bruja”. Con el tiempo, los niños van estar más recelosos y miedosos.

El miedo puede ser paralizador y usted no quiere que sus hijos no se aventuren a la vida por ser desconfiados y ansiosos con lo desconocido. Resista a la tentación de usar ese tipo de vocabulario, tenga paciencia y converse con su hijo para explicarle lo que es correcto y lo que no.

Busque orientación

Si usted observa que, incluso después de mucho diálogo y explicación, su hijo continúa demostrando un comportamiento amedrentado y vive constantemente asustado con alguna cosa, un simple consejo psicológico puede ayudarle a tener más ideas de cómo auxiliar a su hijo. Conozca el portal de Psyalive, donde usted podrá tener una orientación adecuada con psicólogos expertos. Esta orientación puede ser hecha presencialmente y hasta por internet, en un ambiente virtual seguro y confidencial.

El miedo nace con nosotros y nos prepara para enfrentar los desafíos de la vida. Apoye a su hijo para que entienda ese sentimiento y lo use como aliado. Al final, todo héroe valiente también siente miedo, pero aprende a lidiar con esto.

Le han gustado nuestros consejos? Comente aquí como le pareció nuestro artículo y cuéntenos como usted administra sus miedos y los miedos de sus hijos.

Psyalive

Seleccionamos el psicólogo adecuado para su necesidad y le permitimos tener una consulta en línea por videoconferencia desde cualquier lugar del mundo.

Deja un comentario