Madre hablando con su hija de manera amable y cariñosa

5 pasos que usted debe seguir para imponer límites a sus hijos

La imposición de límites a sus hijos no siempre es una tarea fácil. Aunque la noción de respeto sea muy importante para el desarrollo del niño, es fundamental que los padres sepan dosificar rigidez  y cariño en la relación con sus hijos. O sea, hacerse respetar no debe ser confundido con autoritarismo, de modo que la relación entre padres e hijos sea la más saludable posible.

Pensando en ese grande desafío, separamos 5 pasos que usted debe seguir para imponer límites a los hijos. Continúe!

  1. Evite los castigos

Aunque los castigos tengan efectos positivos en muchos niños para la imposición de límites, en dichos casos esta conducta puede traer resentimiento y rebelión para con la actitud de los padres. De esa forma, el niño no madura la idea de que debe actuar de cierta manera por hacer lo correcto, sino para evitar determinados castigos.

  1. Impóngase al habla

Durante una discusión, es muy importante saber el tono de voz a ser usado con el niño. Al contrario de lo que muchos padres piensan, una conversación cargada de agresividad y exaltación no es el mejor camino. Aunque ese tipo de conducta haga que el niño adopte el comportamiento deseado, se crea una reflexión referente al miedo de la relación parental, en vez de la madurez real frente a la situación.

  1. No soborne a sus hijos 

Para conseguir algo del niño, es muy común que los padres ofrezcan recompensas en caso de que ocurra un cambio en un comportamiento indeseado. Ese tipo de conducta puede hasta mostrar resultados momentáneamente, pero eso acaba condicionando en el niño la idea de que el buen comportamiento implica directamente en ser recompensado.

En vez de eso, se debe fomentar la noción de lo correcto y lo incorrecto del niño demostrando, siempre que sea posible, aprobación delante el buen comportamiento o cambio de otro indeseable. Una simple sonrisa de aprobación o una conversación que incentive la manutención de aquella actitud ya son suficientes para consolidar el aprendizaje de un determinado límite.

  1. Evite las amenazas

Así como hablar agresivamente, la imposición de amenazas al niño puede ser extremadamente negativamente para su desarrollo. La presencia del miedo en la crianza de los hijos crea traumas y resentimientos, lo que puede perjudicar drásticamente la buena relación entre padres e hijos.

También está el hecho de que no cumplir una amenaza a el niño puede ser extremadamente negativo para mantener la autoridad paternal, lo que induce a la idea de que la transgresión de límites no tendrá consecuencias reales. En la situación contraria, cumplir una amenaza puede ser desgastante para las dos partes, además de no ser la solución ideal para el cambio en el comportamiento del niño

  1. Nunca cuestione la autoridad del compañero

La autoridad de ambos padres debe coexistir de una manera armónica en el pensamiento del niño. Problemas familiares o conflictos entre maneras de hablar diferentes puede generar confusión en el niño, principalmente cuando hay un cuestionamiento o la disminución de la autoridad de uno de los padres.

Ese tipo de situación es extremadamente negativa, una vez que el niño pasa gradualmente a no considerar esa autoridad. Lo ideal es que siempre haya una discusión previa de los padres en relación a la actitud a ser tomada frente al conflicto con el niño, de modo que el abordaje tenga el mayor éxito posible.

¿Le pareció útil nuestro artículo? Cuéntenos en los comentarios cuáles son sus tips para poner límites a los hijos.

Psyalive

Seleccionamos el psicólogo adecuado para su necesidad y le permitimos tener una consulta en línea por videoconferencia desde cualquier lugar del mundo.

Deja un comentario