porque nunca termino lo que empiezo

¿Por qué nunca termino lo que empiezo? ¡Compruébalo en este simple Test!

Nunca termino lo que empiezo, ¿te parece común esta situación?

Esta es una de las preguntas que más escucho en mis llamadas. Muchas personas se pierden por el camino, no logran concluir sus objetivos, tampoco realizar sus sueños.

Y tú, a veces también se cuestiona: “¿por qué no conseguí terminar ese proyecto?”, “¿Por qué no conseguí continuar esa relación?”, “¿Por qué no conseguí terminar ese curso?”. En fin, entonces vamos a entender mejor cómo y por qué sucede.

Lo que hace que termine lo que comienzo

Hay varias áreas y enfoques que estudian el motivo por el que las personas se preguntan porque nunca termino lo que empiezo. Necesitamos tener cautela al aclarar ese motivo. La primera sugerencia es hacer un autoanálisis y notar cuánto ese comportamiento afecta su vida personal, profesional e incluso social.

Si observa perjuicios en su vida, lo ideal es que busque por orientación profesional, un psicólogo por ejemplo. Entonces podrá después de algunos análisis, pruebas y encaminamientos a otros profesionales, entregar diagnósticos y opiniones más precisas. No se asuste cuando digo “diagnóstico” (risas), eso no significa ser algo negativo, por el contrario, con diagnósticos vamos directamente al punto con más eficacia y agilidad.

Durante toda nuestra vida, pasamos por fases de desarrollo, fases que van construyendo nuestra personalidad. Pasamos por cosas buenas, cosas malas, traumas y fuertes emociones. Todas las veces en que nuestra emoción es alterada, ocurren “imprints”, así decimos en la PNL (Programación Neurolinguística) que son almacenados en nuestro subconsciente, y las informaciones “archivadas” en ese nivel mental, están directamente ligadas a nuestra manera de actuar, pero no tenemos la conciencia de entender por qué estamos haciendo algo.

No es el único.

Entonces surgen las dudas y junto a ella la infelicidad. Antes que nada, sepa que no está solo, gran parte de la gente nunca termino lo que empezó, pero debemos considerar el tiempo y la energía que estamos invirtiendo en algo que no dará resultados, para que podamos entonces optimizar nuestro día a día y seguir en la vida dirección de la realización de sueños y misión de vida.

Vamos a reflexionar un poco más sobre eso

Vamos a reflexionar un poco sobre su situación. Al final, si aún está leyendo este artículo es porque realmente espera que él te ayude en algo, vamos allá, responda a esas cuestiones lo más sinceramente posible:

1 a) Piense en algo que comenzó y no termino. Cierto, ahora observe cuál es el sentimiento que vino acompañado:

( ) Miedo

( ) Ansiedad

( ) Malestar

( ) Incapacidad

( ) Confusión

( ) Otros (s) ___________________

2  b) Aún en la misma situación, analice cuáles fueron sus pensamientos y / o comportamientos:

( ) “Yo estaba seguro de lo que quería”

( ) “Yo planeé todo, pues sabía exactamente el punto de llegada, pero desistí”

( ) “Me mantuvo enfocado y positivo (a), pero aún así paré en el camino”

( ) “Me siento orgulloso de mí, pero no entiendo por qué no he concluido”

( ) “Comencé y paré sin siquiera tener noción si era algo que yo quería, o estaba haciendo sólo por los demás”

( ) Ninguna de las opciones anteriores

Estas son algunas cuestiones que pueden ayudarte a reflexionar. Otro factor muy importante a considerar son las creencias limitantes, todo lo que aprendemos, incluso con otras personas, y que adoptamos como verdad única nos impiden ser mejores.

A través de ellas, lo que pasa a dirigir nuestra vida, son los sabotadores y son ellos quienes destruyen negocios, carreras, relaciones, felicidades y todas las demás áreas de la vida, pues siempre deja para después y nunca realiza.

Los saboteadores

A continuación algunos tipos de saboteadores que te llevan a procrastinar (dejar para después o nunca hacer):

1 – Perfección: organiza demasiado todo el tiempo, trae ansiedad y nerviosismo, causando muchas veces la frustración;

2- Crítico: encuentra defecto en todo, en sí y en los demás, eso provoca ansiedad, decepción, miedo, rabia, vergüenza;

3- Hiper-realizador: vicio en trabajar, lo que lleva a un desequilibrio emocional y alto nivel de cansancio;

4- Vitimización: busca siempre por afecto y atención, con tendencia a enfocar en lo negativo, necesitando siempre encontrar motivos para que las personas lo noten como un “pobre”;

5- Prestativo: diferente del anterior, éste, siente que necesita vivir alabando, pero con eso olvida sus propósitos y se enfoca en la atención que desea recibir del otro;

6- Racional: todo lo que hace, hace por la razón, muchas veces la gente le encuentra frío y calculistas, principalmente en relaciones afectivas;

7- Vigilante: nunca descansa, siempre en alerta, constantemente estresado;

8- Controlador: necesidad de estar en el mando, dificultad en confiar en las personas;

9- Inquieto: siempre comenzando cosas nuevas, no le gustan las rutinas, necesita vivir con intensidad, muchas veces sin calidad;

10- Esquivo: vive esquivando de lo que puede no agradar, de las dificultades, de los conflictos, por lo que puede ser que difícilmente consiga, concluir lo que necesita, en el plazo necesario.

Y ahí, dime, ¿cuál de esos sabotadores está más cerca de ser el tuyo?. Es necesario encontrar un punto de equilibrio, sea cual sea el tipo de saboteador que se ha identificado. Sin duda esa característica de su personalidad te ha encadenado, te ha dejado decepcionado, triste, con sensación de fracaso.

No desista, busque su autoconocimiento, busque ayuda profesional pues de esta manera va a adquirir herramientas necesarias para cambiar patrones de comportamiento que le impiden ser feliz.

El primer paso ya ha sido dado por ti

El primer paso que has dado, ha llegado conmigo hasta aquí. Lo que te impide ir adelante y dar un segundo paso, lo que te permitirá encontrar soluciones a los descubrimientos que has hecho ahora. Hay un mundo de posibilidades y oportunidades esperando que usted despierte y eso sólo depende de ti.

Bueno, para este artículo no quedar muy extenso, voy a parar aquí. Espero haberte ayudado a reflexionar sobre el por qué de ti se siente estancado. Participa contando cómo fue para que  tenga acceso a esa información y lo que tiene sentido para ti. Si tiene dudas o desea ponerse en contacto, por favor envíeme un correo electrónico. Me encantar contribuir fcon su crecimiento, felicidad y realización.

Fuerte abrazo.

"¿Por qué nunca termino lo que empiezo? ¡Compruébalo en este simple Test!", 5 out of 5 based on 1 ratings.

Psyalive

Seleccionamos el psicólogo adecuado para su necesidad y le permitimos tener una consulta en línea por videollamada desde cualquier lugar del mundo.
Avatar

Deja un comentario