Gerente de la compañía hablando con empleado, dando le retroalimentación de las tareas desempeñadas en su cargo

¿Su equipo sabe cómo dar retroalimentación?

La retroalimentación o “feedback” es una herramienta muy importante en los trabajos de equipo. Con ella las personas pueden saber en cuales funciones tienen un mejor desempeño y cuales habilidades necesitan desarrollar.

Sin embargo, debe ser estudiada con mucho cuidado. De forma que esa información sirva como motivadora  y norte para el trabajo del equipo y no para dar un “baño de agua fría”.

Aquí van algunos consejos que pueden tornar sus retroalimentaciones más asertivas y mejorar su relación con el equipo de trabajo.

  1. La retroalimentación debe ser dada por el superior jerárquico

El superior jerárquico tiene la responsabilidad de mantener la organización, cohesión y motivación del equipo, por tanto es deber del coordinador repasar la retroalimentación para su grupo de trabajo.

Si el coordinador se exime de esa responsabilidad solicitando a otra persona del grupo que haga esa función, él puede generar malos entendidos dentro del equipo y estimular sentimientos como celos y competitividad que no son saludables para el trabajo en grupo.

  1. Repase la retroalimentación de forma individual

Como algunas actividades en la empresa, generalmente, son hechas en grupo o por proyecto, es preferible reunirse con todos los colaboradores envueltos en las tareas para repasar el feedback. No obstante, si es dado de una manera colectiva puede ser penoso para algunos trabajadores.

Para evitar eso, marque un horario para atender a cada colaborador. Pase la retroalimentación individualmente, apuntando a las características desempeñadas por esa persona.

  1. Evite comparaciones

Cuando alguien del equipo se destaca delante de los otros miembros, es común considerarlo como un ejemplo a seguir. Sin embargo algunas personas se pueden sentir ignoradas y menospreciadas cuando sólo un colaborador es constantemente elogiado.

Teniendo en cuenta esto, es importante evitar las comparaciones. Cuando se personaliza el éxito del grupo es posible que se creen otros atributos y no se particularizan los puntos de mejora. Muestre a su trabajador en que puntos el debe mejorar y felicítelo por el esfuerzo que tuvo

  1. Sea objetivo con la retroalimentación

En muchas situaciones, el feedback acostumbra ser demorado, e incluso, el colaborador no entiende que sucedió. Para evitar ese error de comunicación, sea objetivo.

Diga exactamente donde están los errores y aciertos. Siempre pregunte a su colaborador si él entiende lo que fue explicado. Al final, si hay dudas no resultas, el error persiste.

  1. Busque una ayuda especializada para dar retroalimentaciones adecuadas.

No es tarea fácil pasar una retroalimentación a su colaborador. Todavía más cuando sea por mal desempeño. No obstante, con la orientación de un psicólogo todo puede ser más simple.

Este profesional conoce bastante sobre el comportamiento humano y puede indicar el mejor abordaje para repasar un feedback. Busque ayuda especializada y mejore la motivación de su equipo. Para ese proceso también puede ser más eficiente e interesante saber cómo mapear competencias de sus colaboradores. Eso ayuda a identificar problemas personales y  otros factores que interfieren en el desempeño del trabajo.

 

Psyalive

Seleccionamos el psicólogo adecuado para su necesidad y le permitimos tener una consulta en línea por videoconferencia desde cualquier lugar del mundo.

Deja un comentario