síndrome de Asperger

Síndrome de Asperger: síntomas, causas y tratamiento

Hace unos años, había poca información sobre el autismo y el síndrome de Asperger. La diagnosis era, en la mayoría de los casos, tarde y no había contorno correcto del tratamiento. Hoy en día, muchos aspectos del desorden siguen siendo desconocidos, pero hemos seguido varios esfuerzos para investigar y para entender más sobre esta condición.

Con estos cambios, algunas características de las vidas de las personas con síndrome de Asperger también se han vuelto más visibles. Características que podrían pasar desapercibidas antes, hoy atraen la atención. Ya sabemos, por ejemplo, que la timidez puede no ser la única explicación cuando una persona tiene dificultades de socialización, peculiaridades en el lenguaje y la fijación por actividades y rutinas.

¿quieres saber más sobre el síndrome de Asperger? En este post, aportamos contenido completo sobre este tema. Aprenda acerca del desorden, conozca sus causas, aprenda a identificar los síntomas y entienda el tratamiento y el día a día de una persona con este síndrome.

¿Qué es el síndrome de Asperger?

Los profesionales de la salud mental basan su práctica en un documento fundamental de la zona: el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM). Entre la cuarta y quinta edición de este documento, hubo un cambio muy importante: el síndrome de Asperger se consideró pertenecer al trastorno del espectro autista.

Antes, hubo una separación entre el llamado autismo clásico (con mayor daño al desarrollo) y el Asperger (también llamado autismo inteligente o de alto funcionamiento). Actualmente, los dos están incluidos en el mayor diagnóstico de autismo, pero se han preservado las diferencias entre los distintos niveles de compromiso.

Así que el síndrome de Asperger es un trastorno de desarrollo global que afecta específicamente a las capacidades de comunicación y socialización. Consecuentemente, la persona con este síndrome puede encarar algunas dificultades del aprendizaje y del comportamiento, pues las relaciones sociales se comprometen.

Los casos más severos de autismo incluyen la pérdida del lenguaje y la inteligencia. Sin embargo, como el síndrome de Asperger es un grado leve de desorden, las personas con esta afección no enfrentan estas dificultades. Por el contrario, en la mayoría de los casos, se desarrollan muy bien y ganan protagonismo en sus áreas de interés.

¿Cómo identificar el Síndrome de Asperger?

Vea algunos síntomas comunes en las personas que tienen el síndrome:

Peculiaridades en el lenguaje

En general, una persona con síndrome de Asperger no se enfrenta al compromiso lingüístico, pero su discurso presenta algunas características que pueden atraer la atención. Por ejemplo, es común que ella tenga un vocabulario amplio y formal, usando palabras que no son parte de nuestra vida diaria.

Dificultad para descifrar las lenguas no verbales

La comunicación verbal con una persona que tiene el síndrome puede ocurrir normalmente. Sin embargo, tendrá dificultades para entender otros aspectos de nuestras relaciones, como el uso del lenguaje corporal, la expresión de las emociones y las bromas con palabras (ironías, Chistes sentido, etc.).

Insuficiencia de las normas sociales

Para tener síndrome de Asperger, el aprendizaje social es un desafío para las personas. Así que entender algunos principios implícitos en las relaciones es muy difícil. Es común, por ejemplo, que los padres tengan que recordar constantemente al niño que necesitan esperar su turno para hablar y que no deben interrumpir a los adultos o a los colegas.

Introspección

La independencia y la individualidad son características muy fuertes en aquellos que tienen el síndrome de Asperger. Generalmente, las personas tienen dificultades para iniciar o mantener conversaciones, y necesitan pasar más tiempo solos. Además, la empatía no es una habilidad muy presente. Para entender lo que otras personas están sintiendo, necesitan que esto sea comunicado verbalmente de una manera clara.

Aferrarse a la rutina

Tratar con muchos estímulos crea la desorganización y el fastidio a la gente con este desorden. Así que prefieren una vida diaria dura y no les gusta pasar por los cambios. Tener un horario y horarios organizados hace la vida mucho más fácil. Las actividades fuera de la rutina, incluso si son agradables, necesitan ser planeadas por adelantado.

Fijación por un área de interés

Con la adicción a la rutina, las personas con síndrome de Asperger también tienen intereses limitados. Usualmente eligen un área principal y concentran mucha de su energía en ella. Esta es una de las razones por las que estas personas logran el éxito profesional, incluso con tantas dificultades en la interacción.

Algunos son incluso famosos por sus hazañas. Conozca algunas personalidades que presentan o presentan síntomas del síndrome de Asperger:

Messi, futbolista;
Bill Gates, inventor del sistema Windows;
Van Gogh, pintor;
Albert Einstein e Isaac Newton, científicos.

Comportamientos repetitivos

Es común que una persona con Asperger se involucre durante horas en la misma actividad. Al observar a los niños con sídrome, un comportamiento que llama la atención son las bromas muy repetitivas. También pueden hablar durante mucho tiempo sobre el mismo tema, haciendo descripciones ricas en detalles de un juego que les gusta, por ejemplo.

Dificultad para lidiar con las emociones

Los que tienen este desorden se sienten más cómodos en situaciones racionales. Lidiar con aspectos emocionales, ya sea de sí mismo o de otros, es bastante agotador. Es común que la persona se sienta exhausta después de un período prolongado de socialización, por ejemplo. También puede haber un cuadro de hipersensibilidad a los estímulos sensoriales, tales como ruidos, luces o tacto.

¿Cómo se diagnostica?

Por lo que ha notado, muchos síntomas del síndrome de Asperger pueden confundirse fácilmente con situaciones cotidianas o rasgos de personalidad. Probablemente conoces a gente tímida y poca participación social. Es posible hasta que seas uno de ellos. Por lo tanto, el diagnóstico de esta afección es algo muy delicado y sólo debe ser realizado por profesionales competentes.

El psiquiatra o el psicólogo realizan un minucioso trabajo de investigación. Es necesario conocer el contexto de la vida de la persona, su historia y la calidad de sus interacciones sociales en diferentes escenarios de la familia, la escuela y la convivencia profesional. También se hacen varias pruebas y exámenes para entender la situación de manera global.

Esta diagnosis sucede más a menudo en niñez, generalmente de la entrada a la escuela. En este período, las dificultades de la interacción son más claras. Sin embargo, como este desorden era poco sabido hace algunos años, los diagnósticos tardíos todavía se hacen-mucha gente viene a la adultez viviendo con los síntomas sin investigarlos.

¿Cuáles son las principales causas del síndrome de Asperger?

Aunque ya hemos avanzado mucho en la cartografía de los síntomas y en las opciones de tratamiento, las causas del autismo y el síndrome de Asperger todavía no están completamente clarificadas. Se sabe que es un desorden neurobiológico, que se relaciona con los cambios en la función del cerebro.

Al comienzo de la investigación sobre el autismo, algunos eruditos del área de salud mental Elencaram causas conductuales, tales como la falta de interacción de la madre con el bebé o algún tipo de abuso.

Las relaciones de este tipo, sin embargo, no están científicamente probadas.

Actualmente, la investigación indica una mayor relación con los factores genéticos y la disfunción cerebral.

¿Cómo funciona el tratamiento?

Los trastornos del espectro autista no tienen cura. Aún así, es posible tener mucha calidad de vida, especialmente en grados más ligeros, como es el caso del síndrome de Asperger.

En los últimos años, el aumento de la investigación en esta área ha creado varias opciones de tratamientos interdisciplinarios para facilitar la rutina de los que tienen el síndrome.

El tratamiento medicado con el psiquiatra puede ser necesario para controlar algunos síntomas tales como agitación excesiva o ansiedad.

La psicoterapia es también un aliado importante en el tratamiento, porque la persona tiene la oportunidad de entender sus experiencias, tener un mayor contacto con sus propias emociones y aprender habilidades sociales importantes y superar varios desafíos.

Además de estas asistencias, es común que los niños y adultos con síndrome de Asperger se involucren en otras terapias. Puede ser una gran cantidad de beneficios, por ejemplo, sesiones de terapia ocupacional, logopedia y Psicopedagogía. Combinar esto con tratamientos alternativos también suele dar buenos resultados – algunos investigadores han trabajado con los beneficios de la interacción entre personas autistas y mascotas, por ejemplo.

Una parte importante del tratamiento es la educación de los padres y de las personas cercanas a ellos.

Generalmente, los profesionales hacen breves pautas con la familia, de modo que ella también aprenda a tratar mejor con las peculiaridades del síndrome de Asperger.

Cuando todos entienden los desafíos y aprenden a comunicarse mejor, la mejoría es muy significativa.

¿Cómo es el día a día de una persona con Asperger?

Aunque es un reto, la vida diaria puede ser tranquila. A medida que la persona entiende sus dificultades y aprende estrategias para Sortearlas, es posible disfrutar de más calidad de vida.

Comprender la importancia de organizar la rutina y anticipar los cambios, por ejemplo, hace que la convivencia con el síndrome de Asperger sea mucho más fácil.

Para facilitar el día a día de los que tienen el desorden, es muy importante también que la gente a su alrededor respete su ritmo y peculiaridades.

Va a comunicarse con ella más claramente y directamente hace una gran diferencia. El respeto de sus límites sociales y la comprensión de la necesidad de reforzar las reglas del sentido común es más una gran ayuda.

Por último, también es esencial que la gente no se vea a sí misma o sea vista como alguien que no puede vivir normalmente y tener una profesión. Los niños con síndrome de Asperger no tienen un compromiso con el desarrollo y de la misma manera, el adulto sí tiene capacidad para estudiar y ser activo en el mercado de trabajo.

Las dificultades emocionales y de comportamiento no son impedimentos para una vida activa y de calidad. Es posible tratar bien con el síndrome de Asperger. Para ello, es imprescindible contar con un psicólogo competente y hacer el tratamiento adecuado.

¿Qué te pareció este post? ¿se identificó con los signos o conoce a alguien que podría tener el síndrome de Asperger?

Test Infantil del Síndrome de Asperger

Evaluador de Asperger en Adultos

 

Psyalive

Seleccionamos el psicólogo adecuado para su necesidad y le permitimos tener una consulta en línea por videollamada desde cualquier lugar del mundo.

Deja un comentario