vigorexia

Vigorexia: ¿Qué es?, Síntomas, Causas y consecuencias

En tiempos actuales, en el que encontramos a muchas personas utilizando el “hoy toca entrenar” o “vamos a ser fitness”, con innumerables fotos en sus redes sociales para compartir sus entrenamientos diarios en el gimnasio y comprobar cuánto están progresando y centrados en su meta, es importante entender bien lo que es la vigorexia.

Es lógico que no podemos generalizar. Es necesario analizar otras acciones para etiquetar a alguien en un diagnóstico. Sin embargo, de modo general, tal término se relaciona con una disfunción de la imagen corporal, en la cual la persona se ve a sí misma más débil y magra de lo que es en realidad.

En ese caso, la persona desarrolla hábitos a fin de conseguir ganar cada vez más músculos. El tema es importante y forma parte del contexto actual. ¡Continúe la lectura y entienda mejor los síntomas, las causas y sus consecuencias!

¿Qué es Vigorexia?

El DSM-V clasifica la dismorfia muscular -término más técnico para la vigorexia- como una forma de trastorno obsesivo-compulsivo. Esto es más predominante en el sexo masculino, aunque también puede alcanzar a algunas mujeres. Se trata de una obsesión por alcanzar un cuerpo perfecto, muchas veces siendo irreal.

Esto provoca sensaciones adversas como ansiedad y baja autoestima lo que lleva a la persona a involucrarse en comportamientos que disminuyan esos sentimientos negativos y busquen conseguir lo que más desean.

Además, esta insatisfacción constante y búsqueda de más ganancia muscular puede venir acompañada de otros trastornos como el alimenticio, la ansiedad social, el neuroticismo o la depresión. De esta forma, se hace necesaria una evaluación más profesional para evaluar cada caso.

Causas y Síntomas

La causa es individual, así que lo que motiva a una persona a tener un trastorno puede ser diferente de lo que motiva a otra. Sin embargo, no podemos dejar de mencionar el papel de los medios y de los anuncios digitales en esta cuestión, pues terminan siendo referencias de cuerpos perfectos, muchas veces, inalcanzables.

Puede estar relacionado, también, a un trastorno genético o desequilibrio químico en el cerebro; así como al hecho de que la persona, a lo largo de su vida, haya aprendido que su apariencia física tenía mucha importancia para que fuera valorada. Los síntomas pueden ser:

  • insatisfacción con el propio cuerpo.
  • ansiedad.
  • baja autoestima.
  • insomnio.
  • depresión.
  • percepción irreal de sí mismo.
  • irritabilidad y cansancio.
  • lesión muscular.

Consecuencias y Tratamiento

Muchas veces, la persona perjudica su vida social pues la preocupación de alcanzar un cuerpo perfecto le impide aprovechar momentos de relajación con sus amigos, por ejemplo, no querer ir a los sitios para comer que puedan afectar su dieta establecida.

Otra consecuencia posible es que el individuo haga ingestión de anabolizantes que a pesar de poner en riesgo su salud, ayudan a alcanzar los objetivos de forma más rápida. Esta conducta puede conducir al aumento de ansiedad y depresión, interfiere en la fertilidad masculina, además de poner en peligro su vida con mayores posibilidades de infarto, insuficiencia renal, trombosis y cáncer.

El tratamiento se realiza de acuerdo al motivo que llevó a la persona a desarrollar el trastorno. Generalmente, será necesario recuperar la autoestima, trabajar la auto-aceptación y verificar la presencia de otros síntomas, como ansiedad y depresión.

El acompañamiento psicológico es de extrema importancia para ayudar al individuo a restablecer su calidad de vida. De esta forma, ahora que usted entiende lo que es vigorexia, si conoce a alguien que encaje en ese perfil, no deje de apoyar a esa persona.

¡Si ha quedado alguna duda o si desea añadir alguna experiencia, coloque un comentario aquí, nosotros podremos cambiar muchos pensamientos!

Psyalive

Seleccionamos el psicólogo adecuado para su necesidad y le permitimos tener una consulta en línea por videollamada desde cualquier lugar del mundo.

Deja un comentario