Mujer frente al espejo, viendose refleja como una mujer conmal humor, pero en realidad se encuentra sonriendo

Trastorno bipolar y mal humor: ¿cómo diferenciar?

Los trastornos del mal humor están apareciendo con mayor frecuencia cada día que pasa. La vida moderna, repleta de tanta tecnología que nos sobrecarga en vez de ayudarnos, se ha convertido en un factor aún más estresante. De esta forma, buen o mal humor constante, con pensamientos negativos e irritación nos acompañan durante el día. Sin embargo, esas situaciones son diferente de una enfermedad más seria: el trastorno bipolar.

¿Pero cuál es la diferencia entre ellos? ¿Por qué son fácilmente confundidos?. Vamos a diferenciar ahora los conceptos de cada uno y los principales síntomas.

¿Qué es el mal humor?

Todo el mundo ya se ha levantado con el pié izquierdo, ¿no es así?. En esos días, nada está lo suficientemente bien y siempre quedamos en el límite de explotar con cualquier comentario o crítica que no nos agrade. Tener ese sentimiento de vez en cuando caracteriza lo que definimos como mal humor. Esto puede suceder ocasionalmente y está directamente relacionado a nuestra capacidad de resiliencia a los estímulos estresantes del día a día.

Síntomas

El mal humor acostumbra suceder de forma puntual, no es muy frecuente y, normalmente, es desencadenado por algún aocntecimiento negativo en su día. Puede ser el síntoma de una enfermedad psiquiátrica y afectar considerablemente su vida y salud cuando surge con cierta regularidad. Vea algunas señales y síntomas de quien no está en buen día:

  • Aumento o pérdida del apetito
  • Baja autoestima
  • Desánimo
  • Tristeza
  • Pensamientos negativos
  • Problemas para dormir
  • Uso de tranquilizantes o incluso drogas ilícitas
  • Aislamiento social

A pesar de que muchas personas creen que las principales causas del mal humor son simplemente los acontecimientos del día a día ( un bus retrasado, el café caliente en el vestido o un dolor de cabeza inesperado), es bueno saber que ellos sólo representan el 10%. La genética tiene el 50% de la culpa en el registro y la forma como nos comportamos delante de un problema representa el 40% de las causas. Es decir, mantener el optimismo y no dejarse abatir es mucho más impactante en su bienestar de lo que la situación en sí. El mal humor crónico es llamo distimia.

¿Qué es el trastorno bipolar?

Como el nombre lo dice, el trastorno bipolar se caracteriza por presentar una oscilación de humor que varía entre dos polos. O la persona está extremadamente agitada o extremadamente apática.

Los síntomas van más allá de alternar alegría y tristeza de forma normal, como nos pasa a todos. Es una enfermedad psiquiátrica donde hay una disfunción biológica, con tasas de neurotransmisores que oscilan entre altas y bajas, que pueden ni precisar de un factor externo para desencadenar uno de los dos polos del trastorno.

Síntomas

Si usted conoce alguien con esta enfermedad, va a percibir que ella pasa por fases, que son periodos en que la persona se encuentra eufórica como si estuviese extremadamente feliz o muy irritada y, en otros, está depresiva y taciturna, desmotivada tal vez hasta para salir de casa.

Por ejemplo, una de las fases de la manía es muy fácil de ser confundida con el mal humor. La persona se pone irritable con facilidad y por cualquier motivo y pode y puede externalizar ese sentimiento verbalmente o con agresiones físicas. También hay una dificultad para dormir por causa del elevado nivel de agitación.

En la fase de la depresión es totalmente lo opuesto. La tristeza que el individuo siente es tan profunda que él no tiene voluntad de comer y puede pasar días en casa sin al menos tomar un baño. Es una forma de depresión extrema.

Cuándo buscar un profesional?

Cualquier trastorno bipolar que esté causando un perjuicio a su vida es caso de buscar un profesional. En el trastorno bipolar, es esencial que sea realizado el tratamiento psiquiátrico con uso de medicaciones y también que exista el acompañamiento psicológico.

Una orientación psicológica es importante para todos, principalmente en los caos de inadecuaciones que perjudican la calidad de vida de las personas, incluso que no han sido diagnosticadas con enfermedad alguna. Como fue dicho anteriormente, el mal humor puede ser reducido considerablemente por el modo en el que enfrentamos la vida, y la psicoterapia puede ayudar a potencializar la fuerza psíquica, trayendo más cualidad de vida y salud.

¡Comparta su experiencia con nosotros!

 

Psyalive

Seleccionamos el psicólogo adecuado para su necesidad y le permitimos tener una consulta en línea por videollamada desde cualquier lugar del mundo.

5 thoughts on “Trastorno bipolar y mal humor: ¿cómo diferenciar?

Deja un comentario