depresión y tristeza

¿Depresión profunda?; Que hacer con la tristeza.

“Aprende a amar con todo tu corazón y acepta el lado desagradable de los demás (y el tuyo). Cualquiera puede amar una rosa, pero se necesita un gran corazón para incluir las espinas ”.

Primero, es importante saber qué es la depresión, porque muchas personas confunden la tristeza con la depresión. Comprendamos un poco mejor.

Depresión vs  tristeza

La tristeza es una reacción que generalmente se presenta cuando pasamos por situaciones que nos molestan, nos lastiman o nos salgan de nuestro control. La tristeza se caracteriza precisamente porque es una emoción natural, asociada con eventos específicos, y es un estado temporal, transitorio y transitorio.

Si bien la depresión es una enfermedad grave, causa cambios emocionales importantes e influye directamente en cómo una persona percibe, siente y se relaciona con el mundo.

Las personas con este problema con depresión y tristeza tienden a ignorar los puntos positivos de la vida, centrándose solo en los puntos negativos.

La depresión sigue siendo un dolor silencioso y sus síntomas no siempre se identifican y tratan adecuadamente. Cuando esto ocurre, las consecuencias pueden ser catastróficas y conducir a casos extremos como intentos de suicidio.

Los tres niveles de depresión

Enmarcamos la depresión en tres niveles: leve, grave y extremadamente grave. Comprendamos cómo podemos hacer esta clasificación.

  1. Depresión leve: los síntomas principales son ansiedad, estado de ánimo inestable y episodios de llanto.
  2. Depresión severa: los síntomas pueden ser falta de apetito, dificultad para dormir, falta de interés y placer en las actividades sociales, sensación de cansancio y falta de concentración. Los movimientos y el razonamiento son más lentos, en algunos casos la persona está agitada y ansiosa.
  3. Depresión extremadamente severa: tener una idea de muerte y / o suicidio y siempre albergar sentimientos de culpa e inutilidad.

La diferencia entre tristeza y depresión es que esta última limita la calidad de vida del paciente. El paciente no recuerda qué motivó su angustia duradera y sus síntomas tan intensos. La tristeza tiene un motivo claro: se resuelve o, si se acepta, la melancolía desaparece. Es transitorio y transitorio.

Causas de la depresión

Hay factores genéticos, una enfermedad que puede ser causada por una disfunción bioquímica del cerebro. No todas las personas predispuestas responden de manera similar a factores que desencadenan crisis, como eventos traumáticos de la infancia, estrés físico y psicológico, algunas enfermedades sistémicas (hipotiroidismo, consumo de drogas, ciertos medicamentos).

Las mujeres son más vulnerables debido a la oscilación hormonal.

Hay dos factores que ayudan a desencadenar la depresión.

  1. Factores orgánicos: genética, neurotransmisores, uso de drogas, enfermedades cerebrales, enfermedades crónicas.
  2. Factores psicológicos: trauma infantil, estrés emocional, depresión posparto.

Los síntomas de la depresión pueden variar de leves a severos y pueden incluir:

  • Incapacidad para sentir alegría y satisfacción con la vida;
  • Sensación de vacío, angustia y malentendido;
  • Falta de motivación y desinterés general;
  • Baja autoestima, ansiedad, desesperación e irritación;
  • Pensamientos negativos y desesperanza;
  • Insomnio o sueño excesivo;
  • Pérdida o aumento de peso;
  • Falta de interés o apetito sexual;
  • Falta de concentración y lapsos de memoria;
  • Fatiga o falta de energía;
  • Agitación o letargo;
  • Dolor físico frecuente sin causa orgánica;
  • Deseo de muerte e intentos de suicidio.

¿Cuál es el mejor tratamiento para la depresión?

Medicamentos (recetados por un psiquiatra) y psicoterapia.

Muchas personas, especialmente los miembros de la familia, me preguntan qué pueden hacer para ayudar a una persona con depresión. Siempre digo que no hay un folleto listo con todos los consejos y sugerencias, pero hay algunas actitudes o palabras simples que puede hacer para ayudar a estas personas a sentirse mejor.

Hoy voy a escribir algunos consejos simples que puede tomar para ayudar a una persona que está experimentando este momento difícil de depresión profunda o riesgo de suicidio. Mira algunos de ellos:

1- Escucha más y habla menos

Demuestre que está allí con un corazón abierto para escucharlo y ayudarlo.

2 – Fomentar la búsqueda de ayuda profesional

Aliente a esta persona a buscar ayuda profesional (médico, psicólogo) y ofrezca su compañía en consultas.

3 – Mantente cerca

Si nota y siente que esta persona está en peligro inmediato, no la deje sola.

4 – Prepárate

Esconda todos los objetos domésticos que puedan causar la muerte de la persona. Actitudes Preventivas

5 – Mantente siempre en contacto

Siempre siga a la persona en lo que está haciendo y pasando.

6 – No condenar

Cree en los sentimientos de las personas y siempre valora lo que la persona expone.

7 – No trivializar

No devaluar los síntomas de la enfermedad. La depresión es una enfermedad y no es frescura.

8 – No opine

No exponga opiniones vagas sin conocimiento concreto.

9- No dar conferencias

El sermón no se interpretará como positivo para la persona.

10 – No uses algunas oraciones

Tales como: «levanta la cabeza, déjala ir»; «piense positivo»; «La vida es buena», etc.

Por lo tanto, es muy importante que el deprimido pueda contar con el apoyo de su familia, amigos y el acompañamiento de profesionales especializados, para que pueda superar la enfermedad y encontrar, nuevamente, razones para tener una vida plena y feliz.

Idealmente, ofrezca su apoyo de manera responsable.

Entonces, ¿estás listo para ayudar?

Psyalive

Seleccionamos el psicólogo adecuado para su necesidad y le permitimos tener una consulta en línea por videollamada desde cualquier lugar del mundo.
Avatar

Deja un comentario